El fandango muestra la cultura mexicana

Texto Leticia Roa Nixon | Fotos cortesía de Rosa Ruiz y LNL

El 12 de marzo se realizó por primera vez un fandango en el norte de Filadelfia en el Teatro Esperanza organizado por Ximena Violante.

El fandango es la celebración del son jarocho que es una tradición musical y de baile de México que viene desde la época colonial.

La familia de Ximena se vino a vivir a los Estados Unidos cuando tenía 7 años. Empezó a tocar música a temprana.  Se graduó de la universidad Swarthmore en Pensilvania.

Junto con Yared Portillo, comenzaron los talleres de son en el sur de la ciudad hace 7 años formándose el grupo Son Revoltura.  En aquel entonces los primeros fandangos se llevaron a cabo en el sur y en los barrios de West Philly.

En los estados de la región del Sotavento en México, se reúnen músicos y bailadores, traen comida y tocan y zapatean hasta la madrugada. En la costa este de los Estados Unido se llevan a cabo de manera parecida.

Debido a la pandemia, no hubo comida en el Teatro Esperanza, pero vinieron grupos de son de Washington, D.C., de Nueva York y de Miami, Florida; con Son Revoltura y Compas 48 que son los grupos locales de la ciudad. Hubo venta de artesanías en medio de un ambiente familiar.

La fiesta continuó en el restaurante Alma del Mar en el sur el 12 de marzo y terminó en South Philly Barbacoa el domingo 13 donde los músicos visitantes y locales se reunieron para comer y tocar antes de salir a sus ciudades de origen.

El fandango del Teatro Esperanza pasó a la historia. Estuvo presente el fundador de Esperanza Inc., el reverendo Luis Cortés y William Rhoads, director del teatro junto con el público que disfrutó una tarde de fandango.