¡Ya basta de promesas incumplidas!

Biden, haz tu trabajo!

Texto Leticia Roa Nixon

Fotos cortesía de Edgar Ramírez y de Movimiento Nuevo Santuario

Un día antes de la llegada del presidente Joseph Biden a Filadelfia, la información se difundió con rapidez entre los líderes de las organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes. El viernes 11 de marzo, docenas de activistas se reunieron por la mañana del otro lado del búlevar Christopher Columbus desde donde se veía el hotel Hilton de Penn’s Landing estaba el primer mandatario.

Los discursos y las consignas en inglés y en español se escucharon a través del micrófono y de los megáfonos.

Blanca Pacheco, codirectora de NSM afirmó que es el mismo circo, pero con un payaso diferente refiriéndose a que no ha habido cambios entre las políticas migratorias del expresidente Donald J. Trump y el mandatario Biden. 

Había esperanza de un cambio y por eso los que pudieron votar depositaron su voto para que triunfara el candidato presidencial demócrata. La desilusión, luego el coraje y ahora el hartazgo ante la falla de este mandatario, quien prometió una reforma migratoria durante su campaña y los primeros 100 días de su mandato, y no ha logrado hacerlo.

Pensilvania fue un estado clave para la victoria de Biden. Sin embargo, hay 170 mil inmigrantes indocumentados esperando que cumpla su promesa.

“No es justo que nos usen cuando quieren nuestro voto. Son hipócritas y no nos dan lo que necesitamos y merecemos. Menos oratoria y más reforma migratoria. Trump era un horror y tú no eres mejor”, expresó Blanca Pacheco.

Como dijo Erika Guadalupe Núñez, directora ejecutiva de Juntos “¡Ya basta¡ Estamos hartos de Biden y de sus políticas para llegar a su posición de poder sin cumplir a su palabra”.  La líder precisó que hay más detenidos durante esta administración presidencial que en la de Trump. Ni perdón, ni olvido.

“No tenemos nada, ni los sueños que tuvimos cuando llegamos a los Estados Unidos, un hombre sin palabra es un ser incompleto” aseveró Fanny Duarte, líder de CASA.

Entre las demandas inmediatas de las organizaciones y de las comunidades de inmigrantes destacan que haya una reforma migratoria, alto a la deportación, parar la construcción de cárceles para inmigrantes y cesar la vigilancia de los inmigrantes. 

El cierre inmediato de la prisión en Berks que es el centro de detención más grande y de todos los centros de detención en los Estados Unidos.

Carlos Rojas, miembro de Movimiento de Inmigrantes Líderes de Pensilvania (MILPA) dijo “la democracia no se compra y mucho menos la dignidad de la comunidad inmigrante; no le pedimos, le exigimos una reforma migratoria para los 11 millones”. Añadió que con los impuestos que pagan los millones de inmigrantes se puede lograr la ciudadanía para los indocumentados.

Las organizaciones participantes fueron Juntos, Woori Center, Casa, Make the Road, New Sanctuary Movement, MILPA, PICC, la Coalición Shut Down Berks y miembros del comité organizador de EL PARO.

El presidente Joe Biden vino a esta ciudad para dirigirse a la reunión electoral durante el retiro de legisladores de su partido. Esto en medio de calificaciones de aprobación de su mandato que se están desplomando; el alza dramática de los precios de la gasolina y lo que puede ser una elección de mitad de su periodo brutal para el partido demócrata. 

Advirtió que si los republicanos retoman el Congreso y el Senado, lo único que le quedará es una pluma para escribir vetos.

Durante su corta visita a Filadelfia, el primer mandatario estuvo en la escuela primaria Luis Muñoz- Marín que recibió fondos del Plan de Rescate Americano, para contratar más maestros y entrenadores y programas después de clases.