Anterior
Siguiente
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Basílica de Santa María de Guadalupe en la Ciudad de México

Mensajes de amor y despedida en el Tepeyac

BY: PILAR AGUILAR RUIZ.

Ante la pérdida de miles de personas a causa del Covid-19 y la tristeza de sus familiares, al no poder despedirse de ellos, en la explanada de la Basílica de Santa María de Guadalupe en la Ciudad de México, se ha montado un memorial para recordarlos y poder decirles adiós de forma simbólica.

El memorial se encuentra ubicado en la explanada, a un costado de la estatua de San Juan Pablo II, un santo muy querido y recordado en México. En ese pequeño espacio, dedicado a los miles de personas que murieron durante la pandemia, se encuentra una gran manta con un bello mensaje que da consuelo a los visitantes y dice: “Dales Señor el descanso eterno y luzca para ellos la luz perpetua”.

Los feligreses que acuden a visitar a la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac, llevan veladoras, fotografías y miles de papelitos, donde dejan emotivos mensajes de despedida. Los mensajes son colgados con listones alrededor del memorial y un sacerdote se encarga de salir a dar la bendición diariamente.

Al acercarse al memorial, se siente un ambiente de nostalgia y tristeza. Pero también, un gran alivio de los feligreses que, con mucha fe, dejan sus mensajes, con los cuales, buscan reconfortar el dolor y sufrimiento que dejó la partida de sus seres queridos y que, ante las circunstancias vividas, no pudieron asistir a un funeral, rosarios o visitarlos a los cementerios.

Entre los mensajes que han sido depositados en el memorial, se pueden leer palabras de despedida, oraciones, frases de profundo dolor y cientos de agradecimientos por haber podido superar la pandemia de Covid-19, que aún sigue cobrando miles de vidas en México y en el resto del mundo.

Los mensajes y veladoras que se dejan en el memorial, es un pequeño acto de fe, que ayuda a las personas a poder cerrar un ciclo de despedida de los seres queridos que perdieron y qué mejor que encargar el descanso eterno a Dios, a la Virgen de Guadalupe y a San Juan Pablo II.

Ante los casos de Covid-19, que aún se presentan en México, las autoridades de la Basílica de Guadalupe siguen con estrictas medidas de seguridad para evitar los contagios de las personas que visitan a la Morenita en el cerro del Tepeyac.

Facebook Comments Box
Ir arriba