Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Desoír a la parlamentaria y exigir la reforma migratoria

Por Leticia Roa Nixon | LNL #lanoticiaconleticia

La parlamentaria del senado Elizabeth MacDonough rechazó el 16 de diciembre el tercer y más reciente plan de los demócratas para incluir la reforma migratoria en la propuesta legislativa “Reconstruir Mejor”. Su argumento es que no cumple con las reglas para ser incluida en la reconciliación del presupuesto. El tercer plan de la libertad condicional le hubiera dado permiso de trabajo por cinco años, con opción de renovación por otros cinco, así como permisos de trabajo a más de 6.5 millones de indocumentados.

Elizabeth MacDonough es abogada y parlamentaria en el senado de Estados Unidos desde 2012. Sin embargo, no es una funcionaria electa. Como parlamentaria gana $172,500 al año. También trata de bloquear la propuesta de ley para que el salario mínimo sea de $15 por hora.

La respuesta de la Coalición de Inmigración de Filadelfia no se hizo esperar al día siguiente, el 17 de diciembre, mediante un comunicado de prensa en las redes sociales:

“Como una red de clase trabajadora y pobre en esta nación, nosotros los que sostenemos este país, tanto inmigrantes como no inmigrantes, estamos desilusionados en otro fracaso del liderazgo demócrata y republicano. Continúan deteniendo y retrasando un camino a la ciudadanía para millones de americanos que no tienen un camino real debido a la opinión de una parlamentaria del senado que no es funcionaria electa. Pueden y deben hacer mejor su trabajo. Nuestra demanda sigue clara- la vicepresidenta y el senado deben incluir una vía a la ciudadanía en la reconciliación del presupuesto. 

Hacemos un llamado para fondos suficientes en “Reconstruir Mejor” (Build Back Better) para cubrir a todos los 11 millones de indocumentados en este país – es lo menos que puede hacer este país para asegurar que las familias de las clases trabajadoras que sostienen a esta nación todos los días, que cuidan a la siguiente generación de ciudadanos y que ponen la comida en nuestras mesas. Nos han dicho que “no hay suficientes fondos” para todos. Eso es una mentira. Sabemos que una nación que gasta miles de millones de dólares en detención y deportación tienen fondos suficientes para legalizar a esas mismas familias. Esta es una decisión moral.  ¿Invertimos en separación de familias, en una fuerza laboral precaria sin derechos? ¿O invertimos en la seguridad para las familias, para las industrias que sostienen nuestras vidas y para todos los trabajadores?

Agradecemos a todos los que están verdaderamente peleando en los pasillos del poder para lograr un cambio real y le pedimos a la administración de Biden y al congreso a que ignoren a la parlamentaria e incluyan un camino a la ciudadanía para todos los 11 millones de persona. Pero, sobretodo, agradecemos a las familias de Pensilvania y a los otros millones de las comunidades que se han organizado para continuar siendo nuestra estrella brillante que nos guía en los momentos más oscuros de esta nación.

Las familias de Pensilvania permanecen comprometidas a nuestros valores de camino a la ciudadanía para todos, sin excluir a nadie, de la protección permanente para todos los inmigrantes y para el derecho de todos los seres humanos de vivir una vida digna. 

Firmado por las siguientes organizaciones comunitarias sin fines de lucro.

Movement of Immigrant Leaders in Pennsylvania, milpafamilia.org

New Sanctuary Movement of Philadelphia, sanctuaryphiladelphia.org

Pennsylvania Poor People’s Campaign: A National Call for Moral Revival 

Asian Americans United, aaunited.org

Casa San Jose, casasanjose.org

JUNTOS, vamosjuntos.org

Vietlead, vietlead.org

The Woori Center, wooricenterpa.org

Pennsylvania Immigration and Citizenship Coalition, paimmigrant.org

Make the Road Pennsylvania, maketheroadpa.org

Fotos:

  1. La parlamentaria Elizabeth MacDonough. Foto de Facebook
  2. Marcha en Washington. Foto por Leticia Roa Nixon
  3. Marcha en Filadelfia por la ciudadanía para todos. Fotos Leticia Roa Nixon
Ir arriba