Adiós Amor

Texto Leticia Roa Nixon

El Centro de Artes Esperanza proyectará el filme “Adiós Amor: La búsqueda de María Moreno” el viernes 22 de abril a las 7:30 pm en la calle 5 Norte #4261.

Laurie Coyle, directora y productora de la película, descubrió fotos escondidas en un archivo de la líder sindical. Las imágenes, capturadas por el fallecido fotógrafo de trabajadores agrícolas George Ballis, mostraban a Moreno hablando frente a las multitudes y organizando a los trabajadores en los campos de California. 

Así, la productora inició la búsqueda esta heroína olvidada por la historia. Nacida en Karnes City, Texas, de padre inmigrante mexicano y madre apache Mescalero, ella y su familia habían sido trabajadores agrícolas migrantes durante años, seguidores de la cosecha en Utah, California, Arizona y Texas.

Fue una madre migrante que sacrificó todo por sus doce hijos en una búsqueda apasionada por la justicia para los trabajadores agrícolas. Coyle descubrió que Moreno se vio obligada a participar en el activismo sindical después de una inundación de abril de 1958 tras el cual muchos trabajadores agrícolas estaban a punto de morir de hambre. Uno de sus hijos quedó ciego temporalmente debido al hambre.

Años antes de que César Chávez y Dolores Huerta fundaran Trabajadores Agrícolas Unidos en California, María usó la única arma que tenía, su voz. Se convirtió en una líder que hablaban con franqueza en una época cuando las mujeres eran relegadas a un segundo plano.

María fue la primera trabajadora agrícola en Estados Unidos contratada como organizadora sindical. Se convirtió en miembro activo en el Comité Organizador de Trabajadores Agrícolas, un sindicato incipiente patrocinado por la AFL-CIO, obteniendo un amplio apoyo de inmigrantes de Oklahoma, trabajadores filipinos estadounidenses y recolectores latinos.

Esta organizadora coordinó manifestaciones, se encargó de reclutar a trabajadores en áreas aisladas y sobre todo fue una inspiración para exigir un salario digno. 

Su trabajo fue tan reconocido que le pidieron participar en 1961 en una convención sindical nacional. Entre los asistentes que la escucharon estuvo el presidente John F. Kennedy y el reverendo Martin Luther King Jr.

Ella organizó a trabajadores agrícolas pobres a fines de la década de 1950 y principios de la de 1960 antes de desaparecer de la vista pública. Pero las luchas sindicales y los celos eventualmente la obligaron a abandonar el movimiento en 1962. Un funcionario de la AFL-CIO la acusó de malversación de fondos y la obligaron a abandonar el liderazgo.

Los hijos de Moreno dicen que dejó California y con el tiempo se convirtió en ministra pentecostal a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en San Luis, Arizona.

Esta organizadora sindical murió en 1989, en gran parte olvidada. Gracias a esta película se dio a conocer con amplitud su historia y su legado.

Boletos $10. Admisión gratuita para jóvenes y personas de edad mayor.

Foto cortesía de Esperanza Arts Center.