Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma

Por: Pilar Aguilar Ruiz.

El próximo 2 de marzo se celebrará el Miércoles de Ceniza, lo que marca el inicio de la cuaresma para la Iglesia Católica. La cuaresma nos recuerda los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto de Judea, antes de cumplir la misión para lo que el Padre lo envió.

Durante la celebración de la Ceniza, el sacerdote se encarga de recordarnos que somos polvo y en polvo nos convertiremos. Coloca sobre nuestra frente una cruz, hecha con cenizas.

El Miércoles de Ceniza es una nueva oportunidad de cambio, reflexión y preparación para recordar los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa. 

Para los católicos es importante el ayuno del Miércoles de Ceniza, así como en el Viernes Santo, ya que son los días más importantes de la cuaresma. Se invita a la abstinencia y a no comer carne, como un acto de penitencia y sacrificio.

Las cenizas que se utilizan en todas las iglesias para la celebración del Miércoles de Ceniza, se obtienen de quemar las palmas benditas del Domingo de Ramos del año anterior, ya que así lo indica el Misal Romano. Las palmas se queman y se mezclan con agua bendita o aceite de crisma para crear una pasta, la cual se utilizará para imponer la Ceniza en la frente de los fieles cristianos.

La Cuaresma concluye 40 días después del Miércoles de Ceniza con el Domingo de Resurrección y es la fiesta más importante para los católicos, ya que la Resurrección de Jesús es lo que da sentido a nuestra religión. 

En estos tiempos de pandemia y guerra en otros países, es importante reflexionar y tratar de ser mejores seres humanos y la Cuaresma es un buen momento para intentarlo.