Fallece el Cardenal Mexicano Javier Lozano Barragán

POR: PILAR AGUILAR RUIZ.

La mañana de este miércoles 20 de abril, falleció el cardenal Javier Lozano Barragán, en la ciudad de Roma, Italia. A la edad de 89 años, tras convalecer por una caída que sufrió el pasado 13 de abril, dentro de su habitación. 

El cardenal Lozano Barragán fue hospitalizado en la clínica San Pío XI, después de sufrir una caída, en su hogar el 13 de abril y fue dado de alta al siguiente día, porque se informó que el estado de salud era muy delicado, debido a que padecía insuficiencia renal y otros problemas, ante lo cual ya no había nada que hacer.

Javier Lozano Barragán, considerado como el mexicano de más alto rango dentro del Vaticano, nació el 26 de enero de 1933 en Toluca, Estado de México. En 1979 fue nombrado obispo y en 2003 el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal.

De 1985 a 1997 se desempeñó como obispo de Zacatecas y posteriormente, tuvo el cargo de presidente del Pontificio Consejo para los operadores sanitarios de 1996 a 1997. Fue Juan Pablo II quien lo llevó a Roma para colaborar con Él en su pontificado y con quien mantuvo una gran amistad.

El cardenal Lozano Barragán presentó su renuncia al papa Benedicto XVI en 1996, por motivos de su edad y continuó viviendo en Roma. Tuvo una muy buena relación con los tres últimos Pontífices: Juan Pablo II, Benedicto XVI y el papa Francisco.

El papa Francisco también tenía mucha cercanía con el cardenal Lozano Barragán desde hace muchos años y al enterarse de sus problemas de salud, lo fue a visitar a su domicilio, el pasado viernes 15 de abril, antes de dirigirse al Coliseo para participar en el Vía Crusis de la Semana Santa.

El cuerpo del cardenal mexicano permanecerá en la capilla de su casa, el jueves será trasladado a la Capilla de San Esteban en el Vaticano, para ser preparado y los funerales serán en la Basílica de San Pedro, quizá sean presididos por el papa Francisco.

Posteriormente y para cumplir con sus últimos deseos, su cuerpo será trasladado a México, para ser enterrado en el Santuario de la Virgen de Guadalupe en Zamora, Michoacán, ciudad donde recibió su formación sacerdotal, donde se encuentra su casa en México y la sede de la fundación dedicada a su madre Lolita. 

El cardenal Javier Lozano Barragán deja un legado de decenas de libros escritos a lo largo de toda su vida religiosa.

Descanse en Paz.