EL SANTO AMIGO, SAN JUAN PABLO II.

Karol Józef Wojtyla, nació el 18 de mayo de 1920, en Wadowice, Polonia.

BY: PILAR AGUILAR RUIZ.

El próximo 2 de abril se cumplen 16 años de la partida a la casa del Señor, de uno de los Pontífices más carismáticos, queridos y respetados en el mundo entero, no sólo por los católicos, sino por los grandes líderes mundiales, nos referimos a Juan Pablo II. 

Karol Józef Wojtyla, nació el 18 de mayo de 1920, en Wadowice, Polonia. Fue el menor de los tres hijos del matrimonio formado por Karol Wojtyla y Emilia Kaczorowska. Sus padres, aunque murieron cuando Karol era muy joven, lo guiaron por el camino de la fe católica. 

Realizó sus estudios en la Universidad Jagellónica de Cracovia. En 1958 fue nombrado Obispo Auxiliar de esa ciudad, en 1964 fue nombrado Arzobispo por el Papa Pablo VI y en 1967 lo eligieron como Cardenal.

Karol Wojtyla, fue elegido Papa, el 16 de octubre de 1978, después de la repentina muerte de su predecesor Juan Pablo I. Decidió llamarse Juan Pablo II, ya que reunía el nombre de sus tres antecesores, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo I.

Su pontificado fue uno de los más extensos y fructíferos, hasta el día de hoy, ya que duró casi 27 años. Se convirtió en el primer papa polaco en la historia y el 264 de la Iglesia católica. 

La personalidad y el carisma del papa Juan Pablo II, lo llevó a realizar más de 100 viajes pastorales fuera de Italia y 146 dentro del país. Viajo por los cinco continentes, llego a países nunca antes visitados por un pontífice y por eso lo llamaron “El Papa Viajero”.

Fueron muchos los acontecimientos que marcaron la vida de Juan Pablo II, uno de ellos a muy corta edad, ya que perdió a su madre a los nueve años. También sufrió la pérdida de su hermano en 1932 y su padre en 1941.

Sufrió un atentado el 13 de mayo de 1981, a manos de un terrorista turco, mientras hacia un recorrido en la Plaza de San Pedro. Logró sobrevivir y años después, otorgó el perdón a su agresor.

También Juan Pablo II, será recordado como uno de las personalidades más influyentes de la historia. Contribuyo a la caída del comunismo, logro un acercamiento con las nuevas generaciones y en cada visita que realizó dentro y fuera de Italia, logro reunir a millones de fieles, que le demostraban su cariño y respeto.

Fue beatificado el primero de mayo de 2011 y canonizado junto con el papa Juan XXIII, el 27 de abril de 2014.

Uno de los países que más visitó fue México, en cuatro de los cinco viajes que realizó a tierras aztecas, visitó la Basílica de Guadalupe y era devoto de la Virgen del Tepeyac. Las visitas fueron en 1979, 1990, 1993, 1999 y la última, ya enfermo en 2002. Logró reunir a millones de fieles mexicanos, en cada uno de sus viajes.

El sábado 2 de abril de 2005, a las 9 de la noche con 37 minutos, murió en Roma, en el Palacio Apostólico Vaticano. El 8 de abril, se llevaron a cabo los solemnes funerales en la Plaza de San Pedro y fue sepultado en las Grutas Vaticanas. Posteriormente al ser canonizado, los restos de San Juan Pablo II descansan en la Basílica de San Pedro, dentro de la Capilla de San Sebastián. 

A San Juan Pablo II se le celebra el 22 de octubre, para recordar el inicio de su Pontificado en 1978.

Han pasado muchos años desde su muerte y el espacio que dejó en la Iglesia Católica, no se ha logrado llenar. Siempre será recordado como un hombre ejemplar, humilde, sencillo, alegre. También como un Papa que recorrió el mundo llevando la palabra de Dios y acercó a los jóvenes a la Iglesia. Pero sobre todo lo recordaremos como el Santo que tuvimos el gusto de conocer y que vivió en nuestros tiempos.

Comentarios